Aviso de evento sobre privacidad de datos. Por favor, haga clic en este enlace.

Mi Leon

Olvidé mi nombre de usuario?
Olvide la contraseña?

Registro

enero 1, 2019 / Años saludables

Cinco Errores En La Cocina Que Afectan Su Salud

enero 1, 2019 2 min read

Errores involuntarios que pueden afectar su salud considerablemente, pero que no dejan de ser errores. Usted los desconoce. Piensa que no le perjudican porque eso lo ha hecho toda su vida, pero pueden impeder que los nutrientes se asimilen.

Descúbralos y tome acción.

Comer carne todos los días
El exceso de proteína animal dificulta que nutrientes como el calcio se asimile bien en los huesos, aumentando el riesgo de osteoporosis. Para obtener proteínas completas no hace falta comer carne diariamente. Dele preferencia a la carne blanca y al pescado antes que a la carne roja.

Hervir las verduras en exceso
Una parte de las vitaminas hidrosolubles (específicamente la C y las vitaminas del grupo B) y algunos minerales, se pierden. Lo ideal es usar poca agua, añadir las verduras cuando el agua comience a hervir y colarlas en cuanto estén hechas.

Beber vino con una ensalada
El exceso de alcohol disminuye la absorción del ácido fólico de los vegetales, y su carencia puede causar anemia. En este caso es mejor sustituir el vino por un jugo de naranja y absorberá mejor el ácido fólico.

Acabar una comida rica en hierro con café
Los taninos del café y del té dificultan la absorción del hierro de los alimentos. Este mineral es esencial para que llegue el oxígeno a todo el organismo y para no sentirse cansado. Para absorber bien el hierro cuando tome, por ejemplo, un plato de lentejas, combínelo siempre con vitamina C. Espolvoree perejil en el plato o tome un kiwi de postre.

Lavar mucho los huevos
La cáscara del huevo tiene una fina cutícula que lo impermeabiliza. El agua puede eliminar esta protección y hacer que los microorganismos se cuelen en el interior. Los huevos o las preparaciones que los llevan pueden producir salmonellosis si no se manipulan correctamente. No los lave. La cáscara no debe tocar el interior del huevo. No lo rompa en el plato donde lo va a batir. Ni use la cáscara para separar la yema de la clara.